Reiki para la bulimia




La bulimia es un desorden alimenticio caracterizado por la excesiva ingestión de alimentos. La comida es una adicción placentera y autodestructiva para las personas con bulimia, seguida del vómito autoinducido, el abuso de laxantes y ejercicios demasiado exigentes para el cuerpo.

En un 30% de los casos se manifiesta como bulimia pura y en un 70% va acompañado de anorexia (bulimarexia). En la bulimarexia no sólo no hay adicción a los alimentos, sino que hay un rachazo expreso, intercalado de atracones en el mismo día y durante varios días seguidos, ingeriendo por encima de las 5.000 calorías. 

Puede pasar mucho tiempo sin que el entorno del enfermo perciba la enfermedad, por lo que se considera la bulimia como una enfermedad invisible. Los síntomas más frecuentes son los atracones con sentimientos de tristeza y culpa, vómitos posteriores a un atracón, esconder alimentos y comer a escondidas y preocupación extrema por la figua y el peso.

Las causas suelen comenzar cuando hay rechazo con la apariencia del cuerpo, rechazo social, fracaso, presiones...

Esta enfermedad puede aparecer a cualquier edad y suele ir unida a traumas, separación familiar, divorcio, pérdida de un ser querido...

La bulimia es complicada de diagnosticar. Hay unos criterios básicos para identificar la enfermedad: ingerir abusivamente alimentos, no poder evitar la necesidad de comer, vómitos autoinducidos, uso de laxantes, diuréticos, enemas, exceso de ejercicio físico...

El tratamiento debe ser llevado por un médico, un psiquiatra o por un psicólogo clínico.
Las consecuencias de una bulimia pueden ser muy graves como : colon irritable, megacolon, reflujo gastrointertinal, hernia hiatal, perforación esofágica, pancreatitis, descenso de glucosa, cloro, calcio y potasio en sangre, arritmias, alteraciones genitales, óseas, renales...

Tratamiento con Reiki: Comprobado está que con la energía Reiki obtenemos resultados curativos. Conseguimos efectos desintoxicantes, desbloquea las energías negativas producidas por miedos, traumas, ansiedades y situaciones extremas... Incrementa la frecuencia vibratoria del cuerpo, produce una relajación profunda. 

 Reiki relaja, aquieta la mente y está comprobado científicamente como acelerador de la sanación. En el plano mental y emocional, reduce la ansiedad aumentando la sensación de bienestar, eficaz en el tratamiento de las enfermedades de origen psíquico como la anorexia y la bulimia.


Se recomienda tratamiento de reiki completo incidiendo en cabeza posiciones 2 y 3, delante 3 y espalda 3. Muy aconsejado iniciar a la persona en nivel 1 y nivel 2 de reiki para que se pueda aplicar autotratamientos de reiki continuos.