Reiki para las cervicales y reiki para la columna

Los dolores cervicales son sensaciones desagradables que se localizan en el cuello o en zonas próximas al mismo.
El peso medio de la cabeza se estima en unos 4 k., por lo que los músculos del cuello están continuamente tensionados. Un trabajo repetitivo o una posición dificultosa pueden producir contracturas musculares y dolor de cuello. El nerviosismo, la ansiedad se reflejan en esta zona causando mayor tensión y dolor en el cuello.

Las vértebras del cuello, por los movimientos de la cabeza sufren un gran desgaste, ya que están sometidos a un continuo roce.


El dolor de las cervicales es agudo cuando se presenta de una forma brusca, resultado de un tirón o esfuerzo momentaneo demasiado fuerte, lo cual produce una lesión en los músculos del cuello.
El dolor crónico aparece de una manera recurrente como resultado de muchas causas.

Los síntomas del dolor cervical:
*Pesadez en el cuello.
*Dolor.
*Dolor en la zona superior de la espalda.
*Rigidez en el cuello.
*Rigidez en los hombros...etc.

Las causas del dolor cervical:
*Síntomas físicos de una enfermedad.
*Enfermedades reumáticas.
*La fibromialgia.
*Tumores en el mismo cuello o en la columna.
*Problemas de columna vertebral.
*Hernias cervicales.
*Defectos congénitos de las vertebras del cuello.
*Problemas de huesos: osteoporosis, artritis.
*Esfuerzos físicos.
*Traumatismos.
*Accidentes de coche.
*Los golpes.
*Lesiones deportivas.

Esfuerzos o tensiones continuadas en la zona cervical:
*Malas posturas cuando estás sentado.
*Posturas forzadas en el trabajo.

La presencia de dolores en la zona cervical requiere la visita al médico o especialista.
Para mejorar el dolor de cuello:
*Sentarnos bien en la silla.
*Utilizar un asiento de coche adecuado.
*Utilizar un buen reposacabezas de coche.
*Utilizar una cama adecuada.
*No permanecer sentado demasiadas horas.

Ejercicios de rehabilitación:
*Flexión de la cabeza hasta tocar el pecho con la barbilla y deslizamiento hacia arriba estirando el cuello todo lo que se pueda. (repetir 10 veces).
*Giros de la cabeza hacia ambos lados, procurando forzar al máximo el giro.
*Inclinación lateral de la cabeza hasta llegar lo más cerca posible de los hombros (repetir 10 veces).
*Extensión de los hombros hacia arriba (repetir 10 veces).
*Giro de hombros, hacia adelante y hacia atrás (repetir 10 veces).
*Extensión de hombros (repetir 10 veces).

Cómo tratar el dolor cervical con Reiki: Hacer un tratamiento completo lo mas continuo posible con el fin de relajar todos los músculos del cuerpo, detenerse especialmente por delante: tercer y cuarto chakra y por detrás: occipital, nuca, hombros, vértebras cervicales hasta la sétima vértebra y también entre los omóplatos, toda la columna vertebral terminando con una mano en el chakra raiz y la otra en la primera vértebra cervical y siguiendo el tratamiento completo deteniéndose también en las plantas de los piés. Recomendado al final de cada sesión posicionar una mano en la base y otra en la zona cervical, recorrer la columna con imposiciones secuenciales hasta que se encuentren las dos manos en el centro de la columna. 
Aconsejado: iniciar en nivel 1 y nivel 2 de reiki a alguna persona muy allegada al paciente para que esta le pueda aplicar de forma cómoda el tratamiento.